Descansar también es importante

Descansar también es importante

Cuanto más entrenas, mejor te encuentras. Tu rendimiento es mejor, te notas más ligero, más rápido y más fuerte. Así que es posible que algunos días te sientas con ganas de seguir entrenando para aprovechar esas fuerzas extra. Tal vez podría ser beneficioso un entreno extra de vez en cuando, pero a largo plazo podría no ser la mejor opción para nuestra salud. Entrenar en exceso puede causar lesiones y añadir un estrés innecesario. Tenemos que tener siempre en mente que hay tres componentes clave para llevar unos buenos hábitos saludables: entrenamiento, nutrición y descanso. Tanto si te sientes energético y tienes ganas de hacer un entrenamiento extra, como si te encuentras dolorido por tu última sesión de entrenamiento, hay que aprovechar estos días de descanso en nuestro propio beneficio:

caminar

Uno de los mejores ejercicios que puedes hacer un día de descanso es salir a dar un buen paseo. Te mantendrás activo con un ejercicio cardiovascular constante y activarás el flujo sanguíneo quemando algunas calorías. Caminar es una de las mejores actividades que puedes hacer en un día de descanso (o, en realidad, cada día). También activarás las piernas y músculos del tronco sin cargar tu sistema nervioso. Disfruta del paseo y relaja tu mente mientras sigues activo.

revisa la técnica

Cuando estás entrenando, muchas veces el cansancio dificulta la concentración y hace que descuides tu técnica y puedas comprometer la seguridad y el rendimiento. Los días de descanso son un buen momento para volver a los movimientos básicos y perfeccionarlos. También puedes grabar tus movimientos en vídeo y tener una mejor perspectiva de cómo entrenas exactamente.

recuperación

También es importante cuidar y relajar tus músculos, así que puede ser una buena idea dedicar un día de descanso a hacer estiramientos, una sesión ligera de yoga, o unos masajes descontracturantes. Tal vez la herramienta más sencilla y al alcance de todo el mundo es el foam rolling. Cuando se presionan los puntos de activación, se relajan los nudos musculares y te ayudará a recuperarte más fácilmente y mejorar la elasticidad de tus músculos. Tómate el tiempo necesario para liberar toda la tensión lenta y profundamente, y aumentar tu movilidad. Así que utiliza tu rodillo y descubre sus múltiples beneficios.

planificación

Después de un largo día de trabajo y entrenar muy duro, es posible que te quede poca energía para pasar más tiempo preparando una comida saludable ¿Por qué no usas tus días de descanso para preparar tus comidas saludables con antelación? Dedicarle tiempo a ir a la tienda y cocinar mientras estás lleno de energía te dará la oportunidad de tener una maravillosa comida ya preparada esperándote en los días que no llegues a casa con tanto tiempo y energía.

desconexión

Has trabajado duro, has seguido la dieta y te mereces un descanso. Usas tus días de descanso para cambiar tu rutina y desconectar. Queda con tus amigos, o relájate leyendo un libro o escuchando música. Existen diferentes tipos de estrés así que cuando tu estrés se convierta en malestar, respira, relájate, sonríe y disfruta. No es un paso atrás, sino un momento para tomar impulso y saltar más lejos.

Tener un día de descanso es el momento apropiado para recuperar fuerzas y ayudarte a llegar a lo más alto.



Top