Entrenar en ayunas, ¿sí o no?

Entrenar en ayunas, ¿sí o no?

Cada vez existe más información acerca de las rutinas de entrenamiento y la alimentación específica para los entrenos. Es más, algo sobre lo que se ha investigado en profundidad es acerca de la posibilidad de desayunar antes de entrenar, sobre si es realmente saludable y cómo afecta al organismo. Hoy te desvelamos todas esas incógnitas que puede que te preocupen para tu día a día de ejercicios.

Los estudios recientes determinan que aquellas personas que entrenan en ayunas queman dos veces más grasa que quienes toman un desayuno antes, sea lo que sea. Además, las calorías quemadas provienen, en mayor medida, de la grasa corporal, por lo que se quema un porcentaje mayor de grasa.

Por otro lado, algunos investigadores consideran que entrenar en ayunas ayuda a que la sensibilidad a la insulina mejore, así como lo hace la hormona del crecimiento, lo que tiene un resultado directo en el peso. Sin embargo, sí es cierto que el desayunar antes de entrenar hace que lo que se queme sean los hidratos de carbono y ayuda a facilitar la digestión de los alimentos.

A pesar de todo, la decisión depende de cada individuo en particular, de sus necesidades y del tipo de entrenamiento que vaya a llevar a cabo. Si vas a realizar un entreno más intenso y duradero, quizás deberías tener algo en el estómago para evitar los mareos o los desmayos; pero, ante todo, si decides entrenar en ayunas, debes tener en cuenta que no deberías compensar en exceso esa falta de desayuno con la comida de después, pues podría ser contraproducente.

Y tú, ¿desayunas antes de entrenar?



Top