Consejos para entrenar en casa

Consejos para entrenar en casa

Entrenar en casa es, para algunos, uno de los mayores placeres. Es muy cómodo, mucho más económico que acudir a un gimnasio y puede ser igual de eficiente si llevas a cabo las prácticas adecuadas y te lo tomas en serio. Es por eso que hoy, en Peak, te vamos a dar algunos consejos para sacar el máximo provecho posible de tus entrenamientos dentro de casa y que sean totalmente productivos.

fuera las distracciones

Tener ciertos elementos cerca cuando vas a comenzar tu entrenamiento puede ser contraproducente, pues pueden ser un foco de distracción clave. Intenta estar en un cuarto solo, para que no interactúes con alguien y te desconcentres, y quita de tu alrededor televisiones, móviles, tabletas y cualquier aparato electrónico que pueda sacarte del entrenamiento. Si quieres aprovechar al máximo esa sesión de ejercicio, minimiza las distracciones todo lo posible, por ejemplo, poniendo el móvil en silencio o apagando el ordenador.

crea tu propio espacio de entreno

Crear un espacio de tu hogar como tu lugar de entreno te ayudará a entrar en materia y adaptar tu mente a la zona. De este modo, conseguirás aprovechar en mayor proporción los entrenamientos, porque tendrás todo lo que necesitas en un solo lugar y evitarás perder tiempo en buscar aquello que te haga falta. Considera ese lugar como tu espacio para entrenar y trabajar duro por tus objetivos y haz que te ayude a concentrarte al máximo en el entrenamiento.

mantén tu rutina habitual

Es muy común que, cuando entrenas en casa, olvides de vez en cuando la técnica de entreno que sueles llevar en el gimnasio. Esto suele suceder porque no hay nadie que te esté marcando unas pautas ni dirigiendo tu entrenamiento, pero no puedes permitirlo. No seguir la técnica correcta podría repercutir en lesiones a largo plazo, así que te recomendamos que, si vas a practicar un ejercicio nuevo, lo hagas frente al espejo para asegurarte de que lo haces correctamente.

implementa un calendario

Una de las cosas más difíciles de entrenar dentro de casa es comenzar a hacerlo. Una vez tienes la rutina cogida, es mucho más sencillo mantener el ritmo de los entrenamientos, pero debes tener fuerza de voluntad y mucho ánimo para completarlo. Necesitas ser responsable y seguir tu calendario de entrenos, y una de las formas más sencillas es compartir tus logros, resultados y sesiones con otras personas que tengan unos objetivos similares a los tuyos. De esta forma, podrás compartir tu experiencia y hacer de los entrenamientos algo mucho más agradable.

ten un horario para entrenar

Entrenar en casa es muy cómodo por una multitud de razones pero, a su vez, esta comodidad puede ser peligrosa. Si bien es cierto que puedes comenzar a entrenar en los momentos que más te convengan, también es más sencillo que tires la toalla, desistas y lo dejes para otro momento. Debes comprometerte, y para ello lo mejor es programar un horario de entrenamientos en aquellos instantes del día que sea más sencillo para ti. Si tienes un horario a la vista será más fácil que lo cumplas a rajatabla.

prueba ejercicios nuevos

Es posible que las limitaciones de tu hogar hagan que caigas en una rutina de entrenamiento fija de la que no salgas nunca. Pueden ser ejercicios a los que ya estás acostumbrado y que no te resultan complejos, y eso también puede ser un peligro a la hora de alcanzar tus objetivos. Si intentas superarte a ti mismo cada día con nuevas rutinas y ejercicios podrás sorprender a tu cuerpo constantemente, y para eso te recomendamos también hacer variaciones de los ejercicios clásicos que haces a diario.



Top