Factores que afectan a tu entrenamiento

Factores que afectan el rendimiento

Factores que afectan a tu entrenamiento

Hay varios factores que pueden influir de forma negativa en nuestro rendimiento deportivo y hacer que toda nuestra preparación se vaya por la borda en tan sólo unos minutos.

Por lo que es importante comprender cómo afectan y aprender a manejar esos factores que marcarán la diferencia en cuanto a un mejor o peor rendimiento.

la hidratación

La hidratación es un factor fundamental en el rendimiento deportivo, y por ello se hace hincapié de forma continua en que debemos mantenernos hidratados durante la práctica deportiva.

Cuando sudamos, nuestro cuerpo está expulsando al exterior en mayor medida agua, por lo que irlas reponiendo de forma paulatina y continuada evitará que nuestro rendimiento decaiga y podamos sufrir desfallecimientos y mareos en general.

Teniendo a mano una botella de un litro de agua en nuestros entrenamientos e ir dando pequeños sorbos, es la mejor forma de aseguraros una buena hidratación.

las enfermedades

El factor más determinante es la fiebre, ya que en caso de presentar fiebre alta, por encima de los 38 grados, lo más probable es que no seamos capaces ni de salir de la cama para ir al gimnasio.

Los resfriados no suelen tener tantas consecuencias negativas en el rendimiento, pero sí se notan ciertas limitaciones en cuanto a la capacidad de nuestro cuerpo para recuperarse de un esfuerzo.

El consejo más eficaz es mantenerse bien hidratado y abrigarse bien después del entreno para evitar que el sudor se quede frío y empeore la situación.

la temperatura

Tanto si entrenas en sitio cerrado, como si te gusta entrenar al aire libre, tu entrenamiento puede verse alterado por la temperatura.

Una de las principales consecuencias de un entrenamiento a altas temperaturas, independientemente de que vengan provocadas por un sistema de calefacción o porque entrenemos con ropa térmica, va a ser que aumentará la cantidad de sudor que nuestro cuerpo va a generar. Por lo tanto, significará una mayor pérdida de líquidos en nuestro organismo, por lo que vuelve a cobrar importancia que nos mantengamos bien hidratados para evitar sufrir desvanecimientos o mareos.

El frío también puede afectar al rendimiento deportivo, dependiendo del tipo de ejercicio y, sobre todo, la intensidad. El caso más llamativo es en el caso de un ejercicio físico de alta intensidad, que suele implicar movimiento explosivos y rápidos, en un ambiente excesivamente frío puede acabar provocándonos una lesión ya que cuanto más baja sea la temperatura, más tardará el músculo en entrar en calor y alcanzar una temperatura óptima para trabajar sin riesgo de lesión.

el sueño

Hay que tener muy en cuenta la importancia del sueño y de los periodos de descanso como factores muy influyentes en nuestro rendimiento deportivo y, obviamente, en la recuperación de nuestro cuerpo tras un esfuerzo.

No dormir suficiente limitará nuestro rendimiento en el entrenamiento por el mero hecho de que nuestro cuerpo no estará totalmente recuperado de todo lo que ha afrontado el día anterior. Además por mucha cafeína o bebida energética que tomemos no nos ayudará a recuperar el descanso perdido.

Esta falta de sueño va a provocarnos una alteración en la percepción del esfuerzo, ya que al estar más cansados, tendremos la sensación de que estamos realizando un esfuerzo superior al que realmente haríamos en condiciones normales.

el estrés

Los principales efectos del estrés en nuestro rendimiento se van a producir debido a una falta de concentración, que va a influir en nuestra coordinación motriz provocándonos una rigidez muscular elevada, que puede desembocar en lesiones musculares de mayor o menor gravedad.

Es por esto que en los últimos años han ido cobrando gran importancia los psicólogos deportivos, especialmente en cuanto a deporte de alta competición, ya que por muy entrenado que se llegue a una competición, el aspecto psicológico puede cambiar en un momento nuestro rendimiento.



Top