Los mejores auriculares para entrenar

Los mejores auriculares para entrenar

Somos muchos los que preferimos entrenar mientras escuchamos música, ya sea en el gimnasio o en el exterior. Hoy en día tenemos diferentes formatos y modelos de auriculares para disfrutar de nuestra música en cualquier situación.

auriculares con cable

No hace mucho tiempo no teníamos mucho dónde elegir, ya que todos los auriculares tenían cable. La única opción era elegir entre supraaurales (los que se colocan por encima de la oreja) e intraurales (los que se colocan dentro del oído).

Es cierto que cuando estamos entrenando es muy fácil pegar algún tirón al cable en medio de un movimiento y sacar del oído el auricular. Y muchas veces también se terminan cayendo, sobre todo en los auriculares intraurales, por lo propios movimientos y el sudor que vamos acumulando.

Su punto fuerte está en la calidad del sonido que suele ser bastante mayor, sobre todo en el caso de los graves, que se escucharán más nítidos.

auriculares bluetooth

Estos auriculares no tienen cable y se conectan vía bluetooth a tu dispositivo. Por lo tanto, te puedes olvidar de los enredos y tirones del cable mientras están en pleno entreno.

Dependiendo de lo que busquemos, podemos encontrar: auriculares unidos entre ellos por cable, opción muy ligera, unidos entre ellos con una diadema rígida, que generalmente tienen mayor autonomía, y la última generación de auriculares totalmente independientes que se conectan por separado a la fuente de sonido.

En definitiva, ganamos libertad y rango de movimientos, pero notaremos una ligera pérdida de calidad de sonido.

auriculares de conducción ósea

Se tratan de auriculares que, en lugar de colocarse en la oreja, se colocan por delante de la oreja, a la altura del pómulo, concretamente sobre la apófisis zigomática del hueso temporal sin cubrir el pabellón auditivo. La música recorre el hueso hasta el oído interno dejando los oídos libres y permitiéndonos no aislarnos del ambiente.

Son de gran utilidad si entrenamos al aire libre ya podremos oír si se acerca algo a nosotros y poder mantenernos alerta. Son bastante cómodos, aunque algo más pesados que los auriculares intraaurales ya que suelen ser de tipo diadema que se coloca por detrás de la cabeza.

No son recomendables, por ejemplo, para entrenar en ambientes ruidosos, ya que al no poder aislarnos del medio, escucharemos tanto el ruido ambiente como nuestra música, algo que resulta bastante incómodo y molesto.



Top