Medias de compresión, ¿para qué sirven?

Medias de compresión, ¿para qué sirven?

Las medias de compresión, que en algunos casos engloban el pie y en otros empiezan desde el tobillo, están compuestas por una capa esponjosa en el interior y otra antideslizante en el exterior para evitar el deslizamiento y conseguir mayor adherencia con el calzado. Son totalmente elásticas. Las dos capas de tejidos absorben el sudor por un lado y lo expulsan por otro.

¿cómo ayudan a tu rendimiento?

  • Mejoran la resistencia: una de las principales funciones de estas medias es la mejora del rendimiento aeróbico y anaeróbico, ya que con la utilización de las medias de compresión mejora el flujo sanguíneo: los tejidos obtienen una mejor oxigenación, aumentando así la resistencia. De esta manera, nuestro consumo de oxígeno será menor, nuestra resistencia se incrementa, y con ello nuestro rendimiento.

 

  • Disminuyen los dolores: la compresión también ejerce una sujeción en los músculos evitando que se desplacen y así no hacen sufrir a los tendones. También comprimen el sistema circulatorio y por lo tanto favorecen que los tejidos estén más nutridos y recuperados.

 

  • Retienen el calor: algo muy a tener en cuenta si entrenas a la intemperie, ya que en los días de frío y lluvia pueden enfriar los músculos y provocar lesiones.


Top