Consejos para motivarte en el deporte

Consejos para motivarte en el deporte

Es posible que, en ocasiones, la motivación no te acompañe en tus rutinas diarias y estés planteándote dejar de hacer ejercicio… ¡Y eso no puede ser! Lo normal es que una persona pierda la motivación tras tres meses del comienzo de la rutina, pero también puede perderse antes. Es más, el porcentaje es tan alto que llega a ser el 60% de la gente, así que no estás solo o sola.

Lo principal es que escojas un sitio que te motive. Puede que no sea el gimnasio, sino algún centro que imparta clases de un deporte específico que te haga especial ilusión practicar. Las clásicas excusas son: “me apunto a este porque está más cerca de mi casa”, “porque es el más barato” o “porque voy con mi amiga o amigo”. Son opciones totalmente válidas pero, en ocasiones, no son suficientes para aumentar tu motivación.

Es posible que no te guste la distribución o las clases que se imparten en ese gimnasio que tan cerca te queda o que es tan barato; o incluso que dependas de tu amigo o amiga para ir, y solo vayas si estás acompañado por alguien. Nuestra recomendación es que elijas un centro que te guste, que tenga unas clases que te motiven y que tenga profesores que te animen a continuar, porque hará que te apetezca más ir.

Es más, una de las razones por las que muchas personas se quedan o no en un gimnasio es por el profesor. La ausencia de un monitor que esté controlando tu progreso hará que, en muchas ocasiones, trabajes sin supervisión y, por tanto, te desvíes de tu meta mucho más rápido. En la mayoría de las ocasiones los gimnasios más familiares son los mejores para continuar con la rutina deportiva, porque el trato es mucho más cercano y personalizado.

Por último, te aconsejamos que elijas objetivos que sean sencillos de alcanzar. Es muy desmotivante comenzar a hacer ejercicio y no ver los resultados deseados, y eso se intensifica si tu objetivo es demasiado ambicioso. Además, también deberías dejarte aconsejar por los profesionales del deporte y la nutrición para que aprendas a combinar tus rutinas con una alimentación adecuada.

¿Quieres perder peso? Lo mejor es que te pongas una meta con un mínimo de dos meses; es un plazo totalmente adecuado que podrás cumplir. Además, cuando lo logres te sentirás muchísimo más animado y motivado. Pero tampoco te pongas metas a demasiado tiempo, pues te rendirás más fácilmente.



Top