Parches de calor para combatir dolores leves

Parches de calor para combatir dolores leves

Los dolores de espalda son algunos de los más molestos, pero también de los más habituales que se pueden sentir. Ante estos dolores se suele recurrir a remedios sencillos como aplicar calor.

Hay en el mercado unos parches que, gracias a la aplicación de calor, ayudarían a aliviar los dolores y relajar la tensión muscular que pueda existir. La duda que nos surge es si de verdad funcionan o cuál es la diferencia con los geles, cremas u otros productos que también aportan calor.

cómo funcionan

El funcionamiento del parche se debe a su composición de células térmicas. Estas células contienen algunos ingredientes naturales, como el hierro, el agua, la sal o el carbón. Estas células se calentarían al contacto con el oxígeno.

Estos parches tienen la capacidad de alcanzar los 40º de temperatura en una media hora y algunos consiguen mantenerla durante ocho horas. Esto es muy útil porque, al contrario de las bolsas de calor u otros elementos, la temperatura no se pierde rápidamente y puede mantenerse la aplicación con una temperatura estable.

cómo utilizarlos

Lo primero que hay que tener claro es que el calor no es aplicable a todos los dolores. En caso de inflamaciones se suele aplicar frío, porque al utilizar calor aumenta los elementos que provocan la inflamación.

Estos parches se recomiendan en casos de esguinces o distensiones leves. En este formato el calor se aplica de forma más directo, además de aguantar más tiempo la temperatura. La recomendación general de aplicación de calor no suele superar la media hora.



Top