7 reemplazos saludables de alimentos

7 reemplazos saludables de alimentos

Año nuevo vida nueva. Después de los excesos de Navidad viene el periodo tan esperado de volver a la rutina y a organizar de nuevo las comidas. Hoy, en Peak, te enseñamos a escoger mejor los alimentos y a saber qué puedes reemplazar para consumir menos calorías dentro de los platos que te hagas en el día a día.

frito por horneado

Los alimentos fritos se cocinan con una abundante y excesiva cantidad de aceite, por lo que las grasas aumentan, y también el aporte calórico. Lo mejor es restar calorías cambiando aquellas comidas fritas por comidas al horno. De esta manera, conseguirás reducir entre 500 y 1.000 calorías por plato.

elimina la nata

Puedes utilizar queso fresco batido o yogur natural sin azúcares ni saborizantes en caso de que quisieras cocinar un plato al que, en otra ocasión, le hubieras puesto nata. Este ingrediente es un derivado de la grasa de los lácteos y, por tanto, tiene un alto componente calórico. Su reemplazo es saciante y puede usarse en platos dulces y salados.

aguacate en vez de mantequilla

El aguacate aporta la misma consistencia cremosa que la mantequilla. Ésta última tiene, como se decía en el punto anterior, un gran porcentaje de grasas saturadas. Si se usa el aguacate se aportará más fibra y agua sin restar cremosidad. Es más saciante, sus grasas son de un gran valor nutricional y gracias a él se restan entre 400 y 500 calorías por cada 100 gramos.

fuera los azúcares

Endulzar con azúcar es todo un error. Muchos platos contienen azúcar, miel o zumos de frutas que el cuerpo asimila con mucha facilidad pero proporciona calorías y efectos negativos en el cuerpo. Deberías evitarlos y reemplazarlos por edulcorantes o alimentos que sean dulces de forma natural, como el plátano.

curado por fresco

Los quesos curados son los que poseen una mayor cantidad de calorías y grasas, y también tienen un alto componente de sodio, lo que hace que queramos comer más. El queso fresco, sin embargo, tiene mayor cantidad de agua, lo que resulta ser menos calórico, pero igualmente saciante. Posee proteínas y no tiene demasiada sal, sodio o grasas.

elimina las salsas comerciales

Deberías eliminar la opción de añadir sabor a tus comidas a base de salsas comerciales. Tienen un alto índice de grasas y sodio, además de incluir azúcar añadido. Para sustituirlas, te recomendamos que incluyas en tus platos especias y condimentos. Puedes emulsionarlas con aceite de oliva virgen extra o elaborarlas de manera casera a base de hortalizas y verduras.

adiós a las carnes grasas

La carne de calidad ayuda a comer ligero y sano sin poner demasiado empeño en los platos que se preparen. Te recomendamos escoger carnes de magra en vez de grasas, pues éstas últimas tienen una mayor cantidad de calorías. También puedes reemplazarlas por pescado fresco, que tiene una menor presencia de grasas y, las que están, son de calidad.



Top