Cómo escoger tu sujetador deportivo

Cómo escoger tu sujetador deportivo

Hay equipamiento deportivo en el que no deberíamos escatimar, y al igual que las zapatillas son muy importantes para todo tipo de ejercicio físico, en el caso de las mujeres, también hay que añadir el sujetador deportivo como imprescindible.

Conocer las principales características de un buen sujetador deportivo nos ayudará para poder escoger qué sujetador debemos usar, dependiendo de la ocasión y renovarlo cuando sea necesario, para proteger la salud del pecho.

¿qué deporte vas a practicar?

Es importante tener en cuenta qué tipo de deporte vamos a hacer, ya que no tendremos las mismas necesidades si practicamos ejercicio de alto impacto, como running o entrenamientos de alta intensidad en la que necesitamos una sujeción fuerte, o ejercicios con menos exigencia como el pilates o el yoga, en el que primará la comodidad.

· Para deportes de alto impacto necesitaremos un sujetador que recoja bien el pecho y haga una sujeción fuerte para evitar molestias. Los sujetadores con los tirantes cruzados a la espalda suelen ser los más recomendados.

· Para deportes de medio o bajo impacto no necesaria tanto compresión ya que los movimientos van a ser más controlados y menos agresivos. En este caso, los sujetadores más cómodos y con tejido transpirable suelen ser los más recomendables.

¿qué hay que tener en cuenta?

· La talla de pecho: corresponde al contorno de la espalda y acertar con la talla adecuada de sujetador no siempre es fácil. La mejor forma de acertar es probárselo y ver si podemos meter dos dedos entre el elástico que queda debajo del pecho y tu piel. Más o menos, éste será el ajuste ideal.

· La copa del sujetador: si tu talla de copa es pequeña, necesitarás un sujetador deportivo de compresión; mientras que, si tu copa es superior a la C, el sujetador que deberás comprar es de encapsulación, que sujeta el pecho, pero sin comprimir.

· El relleno: tiene sus ventajas como que además de dar una forma más bonita al pecho, hace que no transparente la zona del pezón, pero también tiene sus inconvenientes, ya que se empapan rápidamente con el sudor y puede resultar muy incómodo. Así que la elección dependerá de tus gustos.

· Costuras planas y varillas de plástico: además de que los sujetadores tradicionales no están diseñados para ofrecer la sujeción necesaria para el impacto causado por la actividad deportiva, tienen costuras que pueden provocar rozaduras e incluso heridas en la piel. La otra razón es que las varillas suelen ser de metal y pueden hacer daño al hacer ejercicio, y esto se puede evitar con las varillas de plástico.

· Tejido técnico: es muy importante también, que el tejido por lo menos transpirable. Aunque ya hay muchos materiales que favorecen la evacuación del sudor, y así no se quedará encharcado tras el entrenamiento.

También hay que tener la vida útil del sujetador deportivo. En el momento que los tirantes se dan de sí, o el tejido se empieza a desgastar y no sujeta bien habría que cambiarlo. Recuerda que es una inversión a largo plazo para la salud de tu pecho.



Top