Cómo entrenar según tu tipo de cuerpo

Cómo entrenar según tu tipo de cuerpo

Es posible que hayas oído hablar sobre que hay varios tipos de cuerpo, y que depende de tu genética es posible que te sea más fácil ganar peso o quemar grasa. Según tu complexión y tu metabolismo se suelen clasificar en 3 tipos. Y si tienes claro tu tipo de cuerpo, podrás personalizar tu entrenamiento y obtener mejores resultados.

Vamos a repasar las características de estos tipos de cuerpo y el tipo de entrenamiento que te vendría bien para sacar el máximo rendimiento.

cuerpos endomorfos

En este tipo de cuerpo las principales características son una estructura ósea grande, fuerte y ancha con extremidades algo más cortas. Su metabolismo es algo más lento que el de los demás y se les hace muy difícil quemar la grasa.

Cuando entrenan ganan masa muscular con mucha facilidad, pero necesitan un esfuerzo mucho más grande para eliminar la grasa que se les suele acumular en la zona del estómago y las caderas. También tienen que trabajar mucho más para que los músculos se tonifiquen y se defina el abdomen.

Para los endomorfos es recomendable elevar el nivel de intensidad de los entrenamientos para acelerar el metabolismo con ejercicios algo más complejos y que hagan subir las pulsaciones. El ejercicio aeróbico es muy importante, para poder rebajar la grasa corporal de una manera efectiva.

En PEAK tu entrenamiento sería de resistencia, que va a hacerte perder peso, mientras mejoras la capacidad aeróbica y la resistencia de la musculatura.

cuerpos mesomorfos

Lo que salta a la vista de este tipo de cuerpo es su complexión atlética. Tienen la cintura estrecha, el tronco largo y con extremidades definidas. Aunque en un principio parece el cuerpo ideal, es necesario cuidar la alimentación y un nivel de actividad física para que no se acumule la grasa en la parte inferior del cuerpo.

A la hora de entrenar no les es difícil ganar masa muscular y también responden bien al ejercicio aeróbico. Lo importante en estos casos es mantener la figura alternando los entrenamientos de fuerza y resistencia.

Para los endomorfos es recomendable poner más énfasis en la tonificación de los músculos equilibrando la fuerza, el fondo físico y la potencia con programas que cambien constantemente para que la musculatura se defina.

En PEAK sería recomendable el entrenamiento de tonificación, que endurecerá tu cuerpo definiendo la musculatura y conseguir un aspecto firme y tonificado.

cuerpos ectomorfos

Las personas que tienen este tipo de cuerpo suelen ser delgadas y con extremidades muy finas. Su metabolismo es capaz de quemar la grasa muy rápidamente, por lo que uno de sus mayores problemas es que les es muy difícil ganar masa muscular.

A la hora de entrenar suelen definir más rápido que los demás y su abdomen se marca fácilmente. Aunque eso no significa que si descuidan su alimentación o llevan una vida sedentaria acumulen la grasa en la zona central del cuerpo, creando una pequeña barriga mientras que los brazos y las piernas se mantienen relativamente delgados.

En estos casos, es recomendable establecer un programa de entrenamiento de para favorecer el aumento de masa muscular, basado en ejercicios básicos en los que se movilizan mucho las articulaciones y que buscan trabajar grandes grupos musculares. El ejercicio aeróbico debe ser más limitado, ya que dificultaría sus progresos y perderían todavía más peso.

Por lo tanto, en PEAK puedes elegir el entrenamiento de fuerza, que va a potenciar tu volumen añadiendo fuerza y potencia a tus grupos musculares.



Top